como limpiar un colchon

Cómo limpiar un colchón de forma correcta

Una persona pasa de media entre 6 y 8 horas diarias durmiendo sobre un colchón cuya vida útil es de 8 a 10 años. 

Humedad, sudoración, partículas de piel y polvo hacen de nuestro colchón el entorno perfecto para la proliferación de ácaros, hongos y bacterias responsables de problemas respiratorios e higiénicos.

En este artículo te enseñamos la mejor manera de mantener estos patógenos a raya y tu colchón en las mejores condiciones para tu bienestar una vez que hayas elegido un buen colchón para dormir

La importancia del cuidado rutinario

Como en otras áreas de la limpieza del hogar, la rutina y la prevención son las mejores aliadas para mantener la salubridad de nuestros colchones. 

Verás que sencillos cambios que no llevan casi nada de tiempo, pueden significar la diferencia entre que tu colchón sea un entorno de seguridad y confort para ti y tu familia, o un parque de atracciones para los ácaros del polvo: 

  • Ventila la habitación y airea el colchón todos los días. Es mejor que no hagas la cama nada más levantarte, sino que retires las sábanas y dejes que el colchón “respire” mientras te tomas el desayuno.  
  • Cambia las sábanas todas las semanas. Y lo más seguro para matar a los ácaros anidados en ellas sería lavarlas a 60º, pero puedes hacerlo como recomiende la etiqueta del fabricante.
  • Utiliza una funda protectora de colchón. Es posible que tengas en mente las antiguas fundas plásticas con las que se sudaba exageradamente, pero ahora son de materiales transpirables y no notarás que está bajo tus sábanas. 

Esta funda debería lavarse una vez al mes. Además, si eres alérgico al polvo, tienes la opción de escoger una funda anti-alergia que previene la aparición de los ácaros. 

Limpieza profunda

limpieza colchon

Se recomienda hacer una limpieza profunda del colchón al menos dos veces al año

Ten en cuenta que factores como frecuencia de uso o la humedad del clima pueden repercutir en el estado del colchón.

El momento ideal para realizar esta limpieza es cuando le damos la vuelta al colchón: 

  • Aprovecha el momento en que lo volteas para sacudirlo y así te aseguras de que el polvo no caiga de nuevo en el colchón. 
  • Después usa la aspiradora con el cabezal para tapicería, insiste en costuras y pliegues.
  • Por último, mezcla un litro de agua con una cucharada de jabón neutro y aplícalo con una esponja suave mediante un movimiento circular. Espera a que esté seco del todo antes de volver a cubrirlo, y si es necesario ayúdate de un secador. 

Dejarlo secando al sol sería lo ideal. 

En caso de enfrentarte a manchas de origen biológico puedes usar también un limpiador enzimático.

Eliminar el mal olor

Para quitar el mal olor del colchón hay que espolvorear bicarbonato de sodio, taparlo y dejarlo actuar al menos 8 horas. 

Pasado ese tiempo se aspira todo el bicarbonato y se aplica un líquido bactericida (que no contenga lejía). Por último se deja que seque completamente antes de volver a cubrirlo. 

La tecnología al servicio de la limpieza de tu colchón

Actualmente existen en el mercado muchas herramientas de limpieza que facilitan las tareas en todos los rincones del hogar, incluyendo textiles y colchones. 

Si no te gusta la idea de tener que pasar una esponja pero tampoco quieres compartir tu descanso con bacterias, ácaros y moho, te presentamos algunas alternativas: 

  • Limpiadoras a vapor: El vapor a presión y las altas temperaturas eliminan todos los elementos  nocivos. 
  • Aspiradora de líquidos: Pulveriza agua a presión y la aspira junto con  suciedad desprendida. 
  • Aspiradores UV: A medida que aspiran, enfocan luz ultravioleta como esterilizante que puede acabar con gérmenes, bacterias, ácaros, huevos de ácaros o incluso moho. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat