limpieza colchon

Tecnología detrás del descanso

El avance tecnológico está presente y nos acompaña en la mayoría de los aspectos de nuestra vida. 

Hemos pasado de tener que acudir al río a por agua, a poder acceder a ella abriendo un grifo. 

De leer un libro sobre papel, a hacerlo en una tablet. 

De dormir sobre un colchón de paja o de lana, al gran abanico de materiales que te vamos a contar en este artículo

Un poco de historia

Se piensa que las primeras camas con una especie de colchón mullido y estable como espacio para dormir, tuvieron su aparición en el momento en que los humanos dejaron la vida nómada, y se establecieron como agricultores hace unos 10.000 años. 

Los colchones primitivos estaban rellenos de materiales de origen vegetal o animal. El colchón podía estar relleno de paja, de lana o de plumas, y otros subproductos derivados del modo de vida de la zona. 

Este tipo de colchón no ha sufrido grandes cambios a lo largo de la historia, existiendo la figura del colchonero, que era una persona que se ganaba la vida poniendo a punto los colchones de lana hasta bien entrado el siglo XX en las zonas más rurales.

COLCHON SLEEP

Colchón de muelles

A principios del siglo XVII se crearon en Inglaterra los primeros colchones de muelles. Estaban hechos con muelles cilíndricos que se vencían hacia los lados, y no fue hasta el siglo XIX cuando se empezó a implementar los muelles cónicos en la fabricación de colchones, facilitando su compresión vertical. 

En la actualidad, se pueden encontrar muchos tipos de muelles: el muelle bonell o bicónico, muelle de hilo continuo y muelle ensacado.

Aunque con la aparición de materiales más novedosos en la fabricación de colchones, los de muelles han perdido algo de protagonismo, se pueden encontrar colchones de muelles de muy alta calidad. La calidad de un colchón de muelles depende de la consistencia de los muelles, el ensacado y las capas de acolchado.

Colchón de látex

El látex es un material muy elástico y firme que utilizado en un colchón se adapta al cuerpo, propiciando un buen descanso. 

Existen varios tipos de látex, de lo que dependerá la calidad del colchón:

  • Látex sintético: se obtiene a partir de una formulación sintética.
  • Mezcla de látex: cuando se utiliza una mezcla del 20-50% combinado con espumas. Las mezclas son más ligeras y menos propensas a acumular humedad, evitando así la generación de moho. 
  • Látex Natural: Cuando se utiliza por lo menos un 85% de látex en la composición se considera látex natural. Tiene un coste mayor que el sintético o la mezcla. 

Colchón de espuma

El colchón de espuma, se compone de espuma de poliuretano, que es un material plástico poroso y se caracteriza por una agregación de burbujas que permiten su ventilación. Un colchón de este material es adaptable y transpirable. 

Colchón viscoelástico

La espuma viscoelástica, es un material desarrollado por el programa espacial de la NASA que se incorporó al uso doméstico en la última década del siglo XX. 

Es un material que se adapta muy bien al cuerpo y mantiene una firmeza media, cuya densidad varía dependiendo del modelo. 

Mezclas al servicio de tu comodidad

La mayor ventaja en cuanto a la diversidad de materiales que existen para la composición de un colchón es que pueden combinarse para que tengas una superficie hecha a la medida de tu reposo. 

Si duermes boca arriba, boca abajo o de lado. Si duermes acompañado, o si te mueves porque sueñas muy vívidamente…. Podrás encontrar un colchón que te favorezca encontrar un sueño reparador. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat